La Diputació de València, a través del área de Igualdad que encabeza la diputada Isabel García, refuerza su colaboración con los colectivos y asociaciones que velan por los derechos y la Igualdad de las mujeres, caso de la Federación de Mujeres Progresistas, con la que la institución mantendrá una implicación económica y social.

La propia Isabel García ha presentado en el Centro del Carmen el debate ‘Dos aspectes inexcusables de la Reforma Constitucional: Dones i Territori’, organizado por la Federación de Mujeres Progresistas. La diputada ha estado acompañada por Júlia Sevilla, profesora honoraria de la Universitat de València, Carmen Calvo, doctora y profesora titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Córdoba, y Asunción Ventura, profesora titular de Derecho Constitucional e integrante del Consell Juridic Consultiu.

Un intenso debate que ha ahondado en la importancia y necesidad de una reforma constitucional con una mayor implicación de la mujer en la que, como ha explicado la diputada Isabel García,  “se hable de Igualdad, el lenguaje sea inclusivo y las mujeres tengamos más que decir de lo que dijimos en su momento, en definitiva, que se nos tenga en cuenta”, ha explicado.

La Diputació seguirá apoyando a las asociaciones que veláis por los derechos y la Igualdad; os ayudaremos a que pongáis en marcha todas las acciones que ya venís haciendo

La diputada ha expresado su reconocimiento a todas las asociaciones que trabajan día a día por promover el cambio de las estructuras sociales, económicas y culturales para lograr la igualdad y la equidad de género entre mujeres y hombres y ha señalado que “la Diputació seguirá apoyando a todas estas asociaciones que veláis por los derechos y por la Igualdad y os ayudaremos, económica y socialmente, a que pongáis en marcha todas las acciones que ya venís haciendo”.

La Diputació implicada en la Igualdad

Asimismo, la diputada ha aprovechado para recordar todo lo que se está haciendo desde la Diputació de València en materia de Igualdad: “seminarios, jornadas de todo tipo, congresos de mujer y deporte aplicado en la medida de lo posible en la transversalidad de todas las áreas que dirijo, que son Juventud, Deportes e Igualdad”, ha explicado García.

Además, ha recordado los hechos históricos que se han dado en la Corporación Provincial en los últimos meses, como “la participación, con 50 medidas y la coordinación de tres áreas, en el Pacte Valencià contra la Violència de Gènere, la aprobación del primer Plan de Igualdad en la Diputación,  la puesta en marcha de Planes de Igualdad en los diferentes ayuntamientos de la provincia de Valencia, así como todas las acciones que se están llevando a cabo en la lucha contra la Violencia de Género”.

Un ejemplo de esta implicación en la lucha contra la Violencia de Género es  la campaña que se presentó este martes con la Fundación ANAR para prevenir y concienciar sobre la Violencia de Género en Adolescentes, además de la celebración de los segundos premios Celia Amorós que tendrán lugar el próximo 23 de noviembre, donde se aprovechará para presentar la red de municipios comprometidos contra la Violencia de Género.

Un trabajo muy importante que como ha comentado la diputada,  “va a marcar el resto de legislatura, ya que los municipios que se adhieran al programa van a recibir una dotación extraordinaria cada año para contratar personal, poner en marcha políticas de igualdad contra la violencia de género en su localidades”, ha sentenciado la diputada de Igualdad.

Federación de Mujeres Progresistas

La Federación de Mujeres Progresistas (FMP) es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, de carácter laico, creada en el año 1987. Declarada de utilidad pública, está constituida por asociaciones, federaciones regionales y provinciales y demás colectivos de mujeres progresistas de ámbito nacional, autonómico, provincial y local, conformando un tejido asociativo cercano a las 23.000 personas. El objetivo de la federación es promover el cambio de las estructuras sociales, económicas y culturales para lograr la igualdad y la equidad de género entre mujeres y hombres a través de la incidencia política feminista y el empoderamiento, desde la libertad, la diversidad, la sororidad, la participación activa, la interculturalidad y el liderazgo.